6/11/07

Un día cualquiera: el futuro

Un día cualquiera podemos estar pensando en nuestro futuro. Y nos preguntamos: ¿cómo será?
Para mí: "Acabaré este blog".
Para los pesimistas: "Muy malo". Para los optimistas: "¡Bonito!". Para los soñadores y soñadoras: "Una buena aventura". Para los enamorados y enamoradas: "Muy feliz". Para los casados y casadas: "¿Cuándo se acabará la hipoteca?". Para los brokers: "Todo subirá, todo". Para los millonarios y millonarias: "$ $ $ $". Para los pobres: "$ $ $ $". Para los niños y niñas: "Quiero ser policía o bombero. Y tener muchas muchas chucherías. Y tener un cine. Y un McDonald's! Y ser rico (y un largo etcétera)". Para los científicos: "Más descubrimientos". Para los parados y paradas: "Un trabajo estable". Para el gobierno del estado: "¿? (nota del autor: ni yo ni nadie lo sabrá)". Para los animales: "Guau, guau, miau, miau... Muuu, beee (sí, sí, "mu be")". Para la industria de los videjuegos: "$ $ $ $". Para las amas de casa: "Tendremos el poder, el poder de la mujer". Para los conductores y conductoras: "Espero que no me quiten algún punto". Para los sibaritas: "Ñam, mmm... Ñam, mmm... Ñaaaaam. ¡Mm!". Para las embarazadas: "Mi hijo o hija". Para los joyeros y joyeras: "La joya perfecta". Para los constructores de la Sagrada Familia: "¿Esto acabará?". Para las víctimas del terrorismo: "¿Esto acabará?". Para las obras del AVE: "¿Esto acabará?". Para el mundo: "¿Esto acabará?". Para mí: "Mi futuro eres tú".

No hay comentarios: