6/11/07

Un día cualquiera: las compras

Compramos en el súper, mejor que sea el de al lado. Como está a la esquina compramos las cosas de más necesidad: arroz, agua, Coca-Cola (¿¿¿???), cerveza (¡¡¡!!!), legumbres, fruta, verdura, leche, galletas, magdalenas, pastelería (¿¿¡¡!!??), aceite, salsas (¡¡¡¡¡!!!!!), etc. ¿Eso es de necesidad? Poca cosa veo necesaria. Pasamos por la caja y nos cobran: "Cuarenta y cinco con noventa y dos céntimos, por favor.". ¿Cooooómo? ¿Escucho bien? Por... diez cositas que me llevo... ¡Qué remedio! Hay que pagar (aunque fugazmente se me pasó por la cabeza otra alternativa pero la descarté instantáneamente).

Ahora compraremos en el súper que está algo más lejos. Al Carrefour. Toca la compra del mes, a principios de mes.
Vamos con nuestra listita.
  • Primera cosa que me llama la atención: ¿dónde están los carros? Todos tienen uno... ¡Ah! Por fin, alguien tan amable que me lo deja (me lo deja si le doy el euro que lleva el carro, claro). Ahora con un carro uno ya se aventura por el laberinto del alimento.
  • Segunda cosa que me llama la atención: ¿¿¿dónde carajos está lo qué buscas??? ¿Dónde está... el flan de huevo? Vas a las neveras (de diez metros de largo, para expresarlo exageradamente) y buscas el flan... El flan... El flan... El fl... ¿¡Dónde está el flaaan!? Buscamos por etiquetas: veamos... Yoghurt natural Carrefour, no. Yoghurt plátano Carrefour, tampoco. Flan de huevo Carr... ¡¡Ahoraaaa!! ¡¡Pero SE HAN ACABAAAADO!! Pasamos al siguiente producto. Champú. A ver... Ahora es cuando se pregunta a alguien que trabaja en Carrefour.
  • Tercera cosa que me llama la atención: ¿¿¿Dónde está el personal??? Aquí parece que sólo hay cajeros y cajeras y un "segurata" fortachón. Mmm... ¿Dónde... hay alguien? "Perdone..." (Pasa de largo, una chica patinando que trabaja allí).
  • Cuarta cosa que me percato: He de entrar, dejar el carro, a un pasillo donde sólo está la sección de higiene/perfumería pero que a la vez es una minitienda dentro del súper... Uf... El champú, ya està.
  • Cuando tienes todas la compra realizada; quinta cosa que me percato: *ding dong ding ding* "Señores clientes, Carrefour cerrará sus puertas en diez minutos. Por favor, vayan pasando por las cajas. Gracias" *ding ding dong ding*. Vaaaya... Qué tarde se me ha hecho: ¡¡¡tres horas comprando!!!
  • Sexta cosa que me llama la atención: me he pasado... He comprado más de la cuenta (y más de lo que ponía en la lista...).
  • Séptima cosa que me percato: dios mío, virgen santísima... Qué COLA... En todas las cajas, sin excepción. A las treinta y dos que hay disponibles. Pasan muchos minutos y ya te toca... ¡Por fin! *pip pip pip pip... (muchos "pip" después) pip* "Ciento cincuenta y tres con ochenta y un euros, por favor". (Con ese chicle masticando todo el rato) ¿Y ahora tengo que ir cargado? En un solo carro no cabe. Entonces, que me lo lleven. Ahora es cuando te informan: "Hoy no puede ser, mañana está completo, tiene que ser pasado mañana". Y tú, como no tienes más remedio, le dices que SÍ.

Si tengo que pasar por este calvario...

Antes prefiero comprar en el súper de la esquina que aventurarme por los laberintos del alimento.

No hay comentarios: