7/11/07

Un día cualquiera: Salón del Manga, parte 2

Siguiendo la anterior entrada, me adentraré de nuevo en este tema.
XI Salón del Manga
Estuvo bastante bien. Habíamos madrugado mucho, le pusimos mucha ilusión y, de nuevo, nos habíamos preparado para el Concurso de Karaoke. Íbamos a repetir. A ver si esta vez conseguíamos un mejor puesto. Pero semanas antes del concurso nos vino el primer bache. No pudimos inscribirnos en el concurso porque se hacía con un nuevo método: inscripciones mediante Internet ya que en anteriores ediciones tenías que asistir al Salón para apuntarte. Se acabaron todas las participaciones y no pudimos entrar. En todo caso, nos habíamos preparado la canción a consciencia. Era la canción más difícil de todo el listado que propusieron. Era la canción "Asterisk", opening de la serie Bleach. ¡Qué mareo! Aprenderse una canción muy rápida en japonés tiene mérito y más aún ponerle coreografía. En la edición anterior, no nos habíamos preparado bien la canción pero vocalmente era correcta. Esta vez íbamos a potenciar la coreografía.
Una vez en el Salón nos habíamos apresurado en llegar al stand de FICOMIC para inscribirnos pero no hubo suerte. No se podían inscribir más participantes. Nos tuvimos que aguantar (y presionar al presentador del concurso). Al final, habíamos cantado sin haber entrado en concurso mientras deliberaba el jurado. Salió bastante regular... No nos gustó cómo quedó. No fue una muy buena experiencia.
XII Salón del Manga
Aquí vino donde el fruto de nuestro trabajo se hizo notar. El grupo ME! tuvo una incorporación de un miembro más y se hizo llamar D-ME!, nombre que aún ostenta el grupo hasta la fecha. Por el fiasco de la anterior edición, decidimos escoger una canción no tan difícil y así equilibrar la balanza entre la voz y la coreografía y esto es lo que salió.

Gracias a esto conseguimos el Premio a la Mejor Coreografía. Supongo que sería por el pose final. Pero un tercer premio no está mal. Así nos dimos a conocer y recibimos un premio valorado en 150 € por cortesía de Continuará Cómics y que nos lo habíamos rifado entre los tres. Pero lo mejor eran los vítores de la gente. Esa gente que nos animaba mientras cantábamos. Esos otakus que se sorprendían de la actuación ya que el karaoke se hacía pesado por el bajo nivel que había. Nos fuimos a casa satisfechos, contentos. Y preparados para el próximo año, que sería alcanzar la cumbre.
Continuará.

No hay comentarios: